miércoles, 17 de noviembre de 2010

Sueños de siesta

En mitad de la noche la despertaba su propio pensamiento sabiendo lo que sabía, le pasaba una y otra vez desde hacía ya un tiempo. ¿ Por qué?, se preguntaba mientras encendía la luz de la lámpara de la mesilla para mirar el despertador  que - como cada vez - marcaría las tres de la madrugada. Las tres, ¿ qué querría señalar esa hora ?  ¿ Por qué siempre la misma hora ?.
Y ahora despertaría por segunda vez, pero de su sueño real, del que la hacía soñar que soñaba y despertaba.

Norton ladra. Ahora, despierta, echada en el sofá del salón comprobaba en su reloj de muñeca que eran las cinco de la tarde, tenía que levantarse y dar un paseo al perro antes de acudir  a su cita diaria en la academia de baile, de la que regresaría entrada la noche. Al regreso; una ducha , cenar algo ligero  y meterse en la cama no más tarde de las doce. A las siete sonaría el despertador, pero no sin antes haberse despertado a las tres de la madrugada sabiendo lo que sabía, lo había soñado. Y volvería a soñarlo. ¿ Lo estaría soñando?

Se oye un perro ladrar.

Nota : Imagen, The siesta  de http://www.frederickarthurbridgman.org/

7 comentarios:

  1. Uffs, nena, qué estrés.
    Esa siesta ajetreada, mejor suprimirla.

    ResponderEliminar
  2. Que bucle más dormilón, Cris.
    Sonrío.

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!
    Un mal sueño lo tiene cualquiera, ¡¡Pero!!
    Un poco de ayuda no le vendría mal.
    ¡Digo Yo...!

    Saludos de J.M. Ojeda.
    Buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  4. Uyyyyyyy, esa siestecilla te deja un mal cuerpo... O el sueño es interesante a pesar de la repetición de la hora?
    Un besote

    ResponderEliminar
  5. Hola, entré a tu blog por un contacto, me pareció muy bueno, no quería salir sin decírtelo. Voy a seguirte. Aprovecho la oportunidad para invitarte al mío que es de literatura.
    Un abrazo desde Argentina.
    Humberto.

    www.humbertodib.blogspot.com

    ResponderEliminar
  6. Un abrazo a los viejos conocidos, no por viejos sino por conocidos ;).

    Bienvenido Humberto, gracias por tu visita y por mostrarme tu espacio en el que estoy disfrutando mucho.

    Saludos para todos

    ResponderEliminar
  7. Ella baila, agita el cuerpo y subitamente un perro ladra, se despierta: sueña que baila, baila que sueña....

    mi beso

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails